domingo, 18 de abril de 2010

Diario de una aventura en Puerto Rico

Prólogo
Puerto Rico es una mancomunidad y un territorio estadounidense. Eso está representado en casi todo que verás en la isla. Las autopistas son de la misma calidad; la gente son bilingües y hablan ambas inglés y español. También habla un lenguaje ambas híbrida e hidra: Spanglish. En el Spanglish, puedes descifrar las lenguas pero te darás cuenta del toque puertorriqueño. La manera de vivir es casi lo mismo. Como los Estados Unidos, al vivir en la cuidad es ser rico, o por lo menos con un trabajo donde ganas buen sueldo. Dentro de la cuidad y en Vieja San Juan, pagarás un montón por un apartamento pequeño con una vista de una parte chiquitina de agua. Es tan mal que a veces, los constructores deben salir un edificio de apartamentos sin completarlo a causa de que nadie quiere alquilarles. Cuestan demasiados y no van a ganar ni un centavo de la construcción.
Aunque es otro país, consiste de las mismas tiendas y negocios estadounidenses. También los puertorriqueños conducen tantos coches que en los Estados Unidos. Si no salieras pronto durante la mañana, llegarías tarde a tu destino porque hay tráfico de todos viajando en coche al trabajo y a la escuela.
La naturaleza es muy verde con palmas, helechos, bambúes, y otras especies de follaje. No hay muchas flores tristemente. Debes plantarlas tu mismo si las quieres ver. El océano es una mezcla de azul y verde brillo dependiente en el tiempo. Mientras llueve, parece más marrón porque el agua del río derrama en el océano y con eso trae lodo y sedimento. Durante los días claros, se ve los colores de verdad.
A veces cruzarás por iguanas grandes en la calle y en la casa. Fueron traídos de otro país para matar a ciertos bichos y animales pero la iguana, sí misma, no tiene un predador. La isla está llena de iguanas. Si tuvieras suerte, no cruzarías el paseo de una de ellas. Es un poquito peculiar.
El coquí es un animal nativo a la isla. Es una rana pequeñita que hace el sonido “co-quí” pero cuando lo acerques, deja de sonar. También el loro verde es nativo a la isla. Ahora es una especie en peligro de la extinción. Había miles en el pasado pero, hoy en día, solamente queda cuarenta y tanto en El Yunque, la selva tropical.
No quiero decirte todo entonces acabaré este prólogo y te invito seguir leyendo mi diario.

Según Mónica Szurmuk, “desde la Antigüedad, el viaje ha dado lugar al relato.” Este diario es “una forma de escapar de la monotonía de su [mi] realidad… [y] simplemente para conocer algo del mundo que se les presenta distante e inaprehensible.” A pesar de la razón del viaje, “hay en todos los viajeros un común denominador: la mirada curiosa y desconcertada que intenta comprender desde los paradigmas de su propia cultura y traducir a su lenguaje todo aquello que ve (9).”

Itinerario

Detroit, Michigan a Newark, New Jersey

Newark, New Jersey a San Juan, Puerto Rico

Aeropuerto de San Juan a Toa Baja, Puerto Rico (la casa de la familia Kennedy)

Toa Baja a Vieja San Juan y atrás

Toa Baja al centro de San Juan

Centro de San Juan al Castillo de Morro

Castillo de Morro a ir de compras

De compras a Toa Baja

Toa Baja a Centro de San Juan

Centro de San Juan a El Yunque y atrás

Centro de San Juan a Toa Baja

Toa Baja a Cataño y atrás

Toa Baja al centro de San Juan

Centro de San Juan a Fajardo y atrás

Centro a Toa Baja

Toa Baja a San Juan y atrás

Toa Baja al aeropuerto

San Juan a Newark, New Jersey

Newark a Detroit, Michigan

Detroit a Allendale





Prefacio
Muchísimas gracias a mi familia, los Kennedy, que me permitió visitar y acomodarme en casa con ellos. También gracias a ellos por aceptar a mi mejor amigo como familia. Me comí, me duché, y me divertí en el total de su hospitalidad. Muchas gracias a mi mejor amiga, Jimmia, por venir conmigo al paraíso. Estoy agradecida que mi novio me dejó irme sin él.

Dedique mi libro de viajes a mi madre que no ha tomado las vacaciones hasta el día que nos adoptamos en julio de 1999. Te amo.



Domingo, 7 de marzo de 2010 a las 8 de la mañana

Estamos en el aeropuerto esperando embarcar en nuestro primer vuelo a Newark, Nueva Jersey para empezar nuestro viaje. Estamos un poco enojadas porque nos cuesta 25 dólares cada equipaje que tenemos que cargar bajo el avión y como siempre, todo dentro del aeropuerto cuesta un montón. Estamos nerviosas. Queremos estar en la ciudad bella de San Juan junto a mi familia allí. Embarcamos a las ocho y cuarto y volemos a las nueve menos diez a Nueva Jersey. ¡Qué volamos hasta allí salvas y sanas!... ¡Hasta luego!



Lunes, 8 de marzo de 2010 a las 11:36 de la mañana Ayer llegamos a San Juan salvo y sano. Mi Tía Kim nos saludo en el cuarto de las cintas transportadoras y con ella y el Tío Rob, conducimos a la casa en Toa Baja. También fuimos a comer a un restaurante verdaderamente puertorriqueño localizado en Vieja San Juan. Se llama Raíces. Pedí la empanada de pollo que estaba riquísima. Jimmia y Tía Kim pidieron mofongo de pollo y de carne asado, Ambos probé y me gustaron. Tío Rob y su suegro, cuyo nombre no conozco, pidieron la Chuleta Kan Kan. Todos tuvimos bebidas alcohólicas que fueron deliciosas: piña colada con ron, mojitos, martinis, y tamarindos con ron. ¡Qué rico! Al fin del día, visitamos una pequeña parte de San Juan, exploramos la casa de mi familia que parece como una mansión pequeña, y vimos una película estadounidense. Dormimos bien aunque tuvimos que compartir la cama.

Hoy decidiremos nuestro itinerario del día. Visitaremos la base estadounidense porque mi primo Robbie tiene una cita con el médico y asiste a la escuela allí. Después comeremos algo fuera de casa e iremos de compras. Finalmente, haremos un tour por San Juan y posiblemente haremos un tour por la fábrica de ron, Bacardí. Ahora estoy escuchando la música estadounidense, hip hop, del Ipod de Jimmia. Debo limpiar y arreglar mi maleta. Hasta luego...


Lunes, 8 de marzo de 2010 a las 11:26 de la noche Hoy hemos viajado otra vez la parte vieja de San Juan y explorado el Castillo San Felipe del Morro. Fue muy interesante ver toda la parte histórica de la cuidad y cómo la Muralla protegía a la ciudad de ataques. También no dio información sobre cómo funcionó y cuántos países tenían control sobre la isla. Visitamos el hotel DoubleTree, el hotel en que mi familia se quedó por cuatro meses antes de mudarse en casa para pedir ayuda en orquestar cómo podríamos hacer actividades turistas. Decidimos pasear por la selva tropical mañana por media día. Allí también nos introdujeron a dos chicos que estaban trabajando aparcando coches. Ellos son tan guapos y simpáticos. Si no tuviera un novio, les pediría sus números y si quisieran disfrutar con nosotras. Después fuimos al Coach Outlet dónde compré mi primera bolsa de allí y cuesta 59 dólares aunque normalmente cuesta muchísimo más. Hace poco, fuimos a Wal-Mart para comprar zapatos para pasear por la selva tropical mañana. Al cabo del día, compramos mucho alcohol, aguacate, y pollo para la cena. Ahora debemos dormir porque nuestras alarmas nos despertarán a las 6:30 de la mañana y saldremos de casa a las 7:30 por el centro de San Juan. El tráfico por la mañana es horrible y muy parecido al tráfico en ciudades de los Estados Unidos así que tendremos que salir prontísimo para llegar a tiempo. Pues... ¡Buenas noches! P.D. Un mosquito me ha picado y tengo una herida grande en la espalda cerca del hombro. También aquí hay pequeñitas hormigas rojas que te pichan mientras duermes. ¡Cómo me fastidian! Todas poseen este problema en Puerto Rico.


9 de marzo de 2010 a las 10:32 de la noche ¡Ay!. ¡Qué bien me siento al estar en casa! Estoy cansada y huele mal. Mi piel está tan pegajosa con una mezcla de transpiración, vaselina, y espray de bichos. Tengo que ducharme antes de dormir en la cama limpia. Hoy fuimos al hotel DoubleTree para coger el autobús a El Yunque, la selva húmeda. El tráfico a las siete de la mañana, de verdad, fue semejante al tráfico en los Estados Unidos... lento con todo el mundo conduciendo al trabajo. Nos tomó casi una hora para llegar en un destino aproximadamente veinte minutos de casa. De todos modos la ruta a El Yunque tomó una hora desde el hotel y fue muy turbulenta. La autopista no está suave. Hay tantos bultos en el camino. Me sentí un poco enferma del estómago. Al principio, visitamos la fuente cerca de la entrada. Era bonita y serena con plantas verdes circulándola. Conducimos más por arriba para dar un vistazo panorámico desde una torre de luz del paisaje. Solamente podíamos ver una bóveda de hojas verdes contra el cielo de colores mudos. Las nubes parecían tan cerca que podríamos besarlas o dibujar nuestros nombres con la esperanza de que se quedarían. Sacamos fotos de todo. Era un poquito ridículo el número de fotos que sacamos con ángulos diferentes y colores de fondo distintos. Bajamos de la torre y finalmente atravesamos la selva en una vereda hasta llegar a la otra fuente. videoOtra vez me gustaría quedarme ahí con la naturaleza alrededor y una fuente con agua pura en que pueda bañarme para refrescarme. Fue fascinante, romántica, pura, y nunca puedo olvidarla. Una excursión abajo y arriba fue semejante pero menos extrema como una caminata a una iglesia en el norte de España. Finalmente, volvimos al DoubleTree sucias y cansadas. Se enojamos a la guía porque no había cargado la batería de su máquina para que pudiéramos pagar por tarjeta de crédito y teníamos que buscar un ATM y sacar efectivo. La experiencia fue buena pero nos costó 57 dólares a cada una y no pensamos que valía eso. La verdad es que solamente cuesta 2 dólares cada persona que quería entrar a la selva y nos costó 55 dólares por el transporte en la camioneta. Eso no me gustaba pero es el capitalismo en acción. Vale. Pues mañana iremos a la fabrica de Barcardí para probar el ron con sabores de piña, frambuesa, etcétera. ¡Qué divertido! Mis vacaciones hasta ahora han sido maravillosas. ¡Hasta luego!


10 de marzo de 2010 a las 9:59 por la noche Hola otra vez. Hoy hemos visitado la fábrica de Bacardí localizada cerca de donde tenemos alojamiento en la Llanera de Toa Baja. La fábrica está en Cataño, Puerto Rico y ahora produce 85 por ciento o más de la total cantidad producida en el mundo. Hay fábricas en Méjico, Puerto Rico, y la India. La producción de ron empezó en Cuba en 1862 pero el gobierno la confiscó y la familia Barcardí junto con sus empleados se refugiaron en Puerto Rico y otros países. Lo que hace el ron tan sabroso es la manera de extraer las molasas y purificar la caña de azúcar. Tiene buen sabor y muchos sabores. He comprado una botella de coco y una de dragón berry. También compré dos copas con la marca Barcardí. La marca es por la que pagamos más que todo. Más tarde paseamos en bicicleta y ¨scooter con motor¨ por la vecindad. Fue divertido y nos sentimos como niñas otra vez. Mi amiga tenía problemas con la bici. Estaba muy lejos detrás del resto del grupo. Tenía miedo de caerse al suelo. Nuestro paseo en bici fue refrescante y también no hizo hacer ejercicio. Finalmente, por la noche estuvimos nadando en la piscina de atrás. Teníamos música y pelotas. Sacamos muchas fotos y mi Tía Kim nos preparó salmón a la parrilla y mi prima Brittany nos cocinó brécol. Fue sabrosísimo. Comí dos filetes de salmón y mucho brécol con cebollas. Tomamos café después como postre y un calimocho (vino tinto con coca cola). Ahorita estamos en la cama escuchando la música y repasando nuestras fotos del día. Mañana nos vamos para Biobay para usar un kayak y ver al agua brillar a causa de los organismos como moscas bajo el agua. Pues... te escribiré pronto. ¡Ciao!


11 de marzo de 2010 a las 11:34 por la mañana Tristemente está lloviendo hoy y tenemos una visita a Fajardo en Bioluminescent Bay a las 4. Ojalá que no llueva más tarde. Tengo hambre entonces me voy a comer abajo en la cocina.


12 de marzo de 2010 a las 10:28 por la mañana Biobay fue alucinante. Nunca en mi vida he visto la naturaleza así. Antes de entrar el kayak y empezar a remar, poseía miedo de caerme en el agua o agotarme rápidamente pero no ocurrió. Jimmia también mantenía el mismo miedo porque ella no sabe de verdad cómo nada. Comenzamos por poner la chaqueta salvavidas y ajustarlas hasta que se lleven bien. Después un chico llamado Michael nos explicó cómo conducir el kayak y cómo va el tour por el bay, dentro de los ¨mangroves¨ y finalmente llegamos al lago encerrado por los ¨mangroves¨. Solamente había un canal en que puedes entrar y debes salir por el misma canal. Al principio luchamos mucho porque somos novicias y estábamos practicando antes del viaje de verdad. Durante el viaje, fue casi de noche y no podíamos ver mucho. Nuestra posición en la fila de ocho kayaks fue la segunda pero como no sabíamos cómo conducir bien, no chocamos con los ¨mangroves¨ y otros en sus kayaks muchísimas veces. Fue horrible pero normal por la gente que nunca había conducido un kayak. Nuestra guía nos tuvo que salvar varias veces. Michael también nos charló durante la mayoría del tiempo en el canal. Hablamos sobre la música que nos gusta y nosotras mismas. Michael nació en Fajardo, Puerto Rico pero se crió hasta la edad de 15 en Nueva York. Es un Nuyorriqueño. Asistieron dos colegios en Rochester y volvió a Fajardo para estudiar. Aquí estudia la biología y quiere ser médico en el futuro. Es el segundo chico aquí que nos conocimos que está estudiando ser médico. Por otra mano es muy guapo con el cabello negro profundo. Su cabello se cae bajo su cadera. No podía creerlo cuando ilegalmente saltó en el lago y estaba nadando en un círculo por nuestros kayaks mientras los organismos, millones de ellos, se iluminaron alrededor de él. Fue mágico, sereno. Al mismo tiempo no lo creía hasta que me ponía la mano en el agua y lo veía por mí misma. Allí en el centro del lago, a aproximadamente 25 y 30 pies del suelo. Eso me sorprendió porque la mujer, Margaret, que no manejó a Fajardo, nos dijo que no debemos tener miedo de ahogarnos porque solamente eran 3 o 4 pies de profundidad. Michael nos explicó sobre los ¨mangroves¨ y como crecen y ayudan al crear el ambiente necesario para sobrevivir los organismos que lo iluminan. El agua es hipersalada y normalmente muy temblorosa. Tiene más calor que el aire de la superficie arriba. También desde el kayak en el lago, puedes ver una torre de luz que es la más vieja de Puerto Rico. Fue construida por los españoles y nunca paró de funcionar. No hay una necesidad por mantenerla en operación se mantiene por su historia. Salimos del lago hasta la costa tras 20 o 30 minutos. La vuelta fue más divertida pero horrible. Solamente podimos ver la iluminación de los kayaks y dos luces parpadeando rojo en la espalda y verde en frente de nuestro grupo. Nos chocamos con tanta gente y otra vez con los mangroves. Había una ocurrencia en que chocamos con el mangrove y no podíamos alejarnos del mangrove. Mi amiga gritaba pidiendo ayuda de cómo iba a morir. Junto con eso pitaba el silbato como loca. Allí detrás de ella, yo estaba riéndome histéricamente de la situación. Otro guía nos salvó y continuamos hasta la entrada del canal. Debíamos quedarnos a la derecha porque otro grupo de kayaks pasaba por la izquierda. Un par de kayaks estaba aparcado horizontalmente frente a nosotras y poseíamos demasiada velocidad así que nos chocamos con ellos y nos retiramos en la playa. Reímos otra vez porque éramos el único par de nuestro grupo de quedarnos en la playa esperando ayuda de un guía. Más tarde no chocamos con un barco flotando en el agua. Por fin, llegamos y bajamos del kayak. Mis piernas se sentían como espagueti y no poseía el equilibrio en el cuerpo. Comimos tentempié de papas fritas y bebimos agua fría. Limpiamos los pies de arena y nos pusimos las sandalias, viajamos con dos chicas colombianas de Mellín y Bogotá. Nos divertimos riendo y chocándonos en el kayak. Esa aventura nos costó 85 dólares pero tiene ese valor; 40 dólares por el transporte y 45 dólares por el viaje en kayak, disfrutamos mucho. Hoy no sé qué haremos... pues supongo que vamos al club por la noche. Es nuestro último día en la bella isla de Puerto Rico. Quizás nos vamos de compras, a comer, o a la playa porque de todos los día que hemos estado, es el de lo más calor y hay mucho sol. Vale... hasta pronto cara de tonto.


13 de marzo de 2010 a las 10:45 por la mañana Estamos en el aeropuerto Newark Liberty (EWR) esperando nuestro avión. No embarcamos hasta las 2 menos cinco pero pensamos que el vuelo va a tardar media hora porque la pantalla dice, “Ahora a las tres.” Salimos de Puerto Rico a las 7 de la mañana. Fue una experiencia triste mirando las luces pasarnos rápidamente. Dije adiós a la vecindad Camino del Mar en que vivimos durante las vacaciones. No tuvimos la oportunidad de decir adiós a toda la familia, solamente la Tía Kim y el Abuelo Kennedy. La verdad es que no sabe su nombre y cuando lo llamo, lo llamé Abuelo. Espero que mis primos y mi tío Robert no estén ofendidos. Me sentí bien al visitarles otra vez en su casa después de 7 o 8 años fuera de los Estados Unidos. Vivieron en la República Dominicana por seis años antes de mudarse a Toa Baja, Puerto Rico, un llano cerca de San Juan y Dorado donde vive Ricky Martin en su mansión. Esa es posiblemente información inútil pero quería decirlo todo. Esperamos el vuelo a Detroit ahora. Solamente 3 horas y 22 minutos de quedarnos en una silla haciendo completamente nada. ¡Esto me fastidia muchísimo! Pues... hasta la próxima.


14 de marzo de 2010 12:25 por la mañana (EST) Ayer ha sido un día de horror. Empezamos a las 4 de la mañana y salimos de San Juan a las 7. Hemos estado en Newark, Nueva Jersey desde las diez de la mañana el día 13. ¡HEMOS ESTADO AQUÍ 14 HORAS Y MEDIA! Había una tormenta del invierno con viento de velocidades de casi 60 millas por hora y aquí mucha gente ha quedado sin la electricidad. Desde la vista en el interior del aeropuerto, no parece así pero según mi novio quien está en Allendale, es terrible. Te contaré todo desde el comienzo. Como dije antes, llegamos a Newark a las 10 de la mañana. Nos sentamos cerca de la puerta A27 porque está en el boleto. Allí esperamos el vuelo con paciencia a las 2:30 y mirando el tiempo empeorar. Había nubes cerca y vuelo tras vuelo se cancelaban. Nuestro vuelo empezó a las dos y media, tardó media hora, después otra media hora... hasta casi las 6 y al final le quitaron de la pantalla completamente. Esperábamos en una cola por mucho tiempo y nos aterramos cuando hablamos con una mujer que estaba enfrente y viajando a la misma ciudad. Nos dijo que no fuimos a salir de allí hasta el lunes. ¡Qué miedo teníamos de quedarnos en una cuidad completamente extraña donde no conocíamos a nadie! Intentamos aquiler un coche y conducir hasta llegar a Detroit. Íbamos a coger un coche con la mujer de la fila y un hombre desconocido pero la madre de Jimmia no quería que hiciéramos eso. Correríamos demasiados riesgos. Al tiempo, desafortunadamente nos hemos movido fuera de la línea y teníamos que ponernos otra vez al final de esa fila larga. Estábamos sin vuelo, no queríamos gastar dinero en el aeropuerto donde todo está caro, estábamos enojadas y últimamente no teníamos otra opción salvo que quedarnos en la cola a hablar con los asistentes en frente. Pasamos dos horas en la fila, hablamos con alguien que no dijo que Jimmia seguramente poseía un asiento en un vuelo más tarde si volábamos pero yo estaba en una lista de los que estaban esperando un asiento. Eso no me gustaba pero sabía que eso significa que había la posibilidad que ella se largara y yo me quedase. No había otra opción. Jimmia empezó a llorar por la frustración y la posibilidad que debía decidir quedarme atrás mientras regresó a casa. Todo fue desorganizado y sentimental. A pesar de todo lo que ocurrió, fuimos a comer a la parte C del aeropuerto. Comimos en McDonald´s y decidimos que estábamos comiendo nuestras emociones y la rabia. Cuando volvimos, hablamos con otro asistente que nos dijo que el otro vuelo en el que poseíamos unos boletos fue cancelado. Otra vez, nos dieron otras boletas. Fuimos los números 7 y 8 de los que esperaban al margen por el último vuelo de la noche a Detroit. Tristemente solamente había cinco asientos extras así que nos quedaríamos en el aeropuerto de Newark, Nueva Jersey toda la noche. Obteníamos las posiciones una y dos del margen en el primer vuelo a Detroit a las 8 y cuarto de la mañana. Con esas noticias, nos sentamos y llamamos a nuestras familias y amigos. De repente, ambas Jimmia y yo estábamos llorando en el móvil porque no sabíamos qué hacer ahora. Tras un rato, nos restablecimos los esfuerzos y tratamos otra vez de asegurar un vuelo a Detroit, Toledo, Flint o Grand Rapids. ¡Eureka! Hay un vuelo a Grand Rapids a las tras que tomó pero esperamos que ambas pudiéramos volar juntas en el vuelo a las 8 y cuarto. Aunque nos sentamos estratégicamente frente a los enchufes y fuera de la mayoría de la gente, un hombre borracho no encontró. Jimmia estaba hablando con un asistente sobre vuelos y él estaba dándome piropos que ignoré. Me dijo, “¡Sexy! ¡Sexy! ¡Bonita! ¡Linda!” Me dijo algo más sobre una polla blanca en la cama conmigo pero ignoré esas palabras idiotas. Hablé por móvil con mi novio que me estaba preguntando si el hombre borracho me estaba molestando y si era así, digalo a la policía. Hablé con él hasta que regresó Jimmia con buenas noticias. Después fui al asistente y confirmé el vuelo. Durante este proceso Jimmia me llamó pidiéndome volver a los asientos. Hace poco, me llamó otra vez rogándome contactar la seguridad porque el canadiense borracho nos estaba acosando a la gente latina. Cuando volví, la seguridad estaba con él y fue necesario que nos moviéramos a otro sitio. El hombre borracho no fue castigado; fue como una formalidad. Lo vimos intentando jugar las cartas con algunos asiáticos entonces nos movimos otra vez fuera de su línea de vista. Ahora esperamos a ver si podemos volar a las 8 y cuarto. Jimmia está tratando dormir y yo estoy escribiendo y mirando a la gente alrededor de mí. Son caracteres peculiares. Es la una y 22 de la mañana. Debemos esperar aproximadamente seis horas hasta saber seguramente si nos vayamos a Detroit juntas. Deséanos suerte y reza por nosotras.


15 de marzo de 2010 a las 10:53 por la mañana Afortunadamente ahora estoy en clase esperando el comienzo, pero más sobre ayer. Nos levantamos a las 5 o 6 y media con la esperanza que íbamos a embarcar en el avión ese día. Esperamos...esperamos....y esperamos. Mientras esperamos, cada media hora, una de nosotras fue a ver la pantalla con la esperanza que todo fuera bien y así fue. Estamos sentándonos en hormigueos hasta las 7. Antes de empezar el embarque, el asistente dijo, “Por favor, todos los pasajeros en el margen van aquí en frente y asegúrense de que su nombre esté en la lista.” Todo el mundo se apuró adelante para asegurar que sus nombres estaban en la lista. Un circo es lo que era. Nuestros nombres fueron los números 2 y 3. Tras 30 minutos, empezaron a embarcar en el avión a Detroit. Pareció que no había tanta gente en el vuelo cuando de repente un grupo de estudiantes se levantó para embarcar. Le llamaron el nombre del hombre que estaba en frente de nosotras la noche anterior. Miramos con toda la atención con tanta ferocidad. El hombre ha puesto su nombre en la lista de los márgenes pero con él tenía su mujer y una hija. El vuelo estaba detenido por casi media hora por culpa de él. Al final quedó con su familia. Mientras todo pasaba con el hombre y su familia, el asistente ha llamado otro nombre que no ha respondido, “¿Caballo? ¿Pasajero Caballo?” El pasajero nunca vino. Gracias a Dios, nos llamaron por los nombres, “Pasajeras Fuggs y Glover,” para embarcar. Quería besar el suelo estaba tan alegre que finalmente podía volver a casa. Corrimos al avión y embarcamos como dos niñas en una tienda de dulces. No hemos hecho un vistazo a los boletos ni nada. Yo tenía ambos y me senté en el asiento 5A pero ella no sabía dónde sentarse. Miré rápidamente el boleto y la dirigí al asiento 12A. De allí volamos a Detroit. En Detroit, tristemente nuestro equipaje no estaba. No estaba en la oficina ni la cinta. Aún hoy no poseemos nuestras maletas que están llenas de nuestros regalos y recuerdos de nuestras vacaciones. Por lo menos estamos en tierra conocida y familiar. No puedo quejarme de eso.

Citaciones


"Citas y frases celebres sobre el viaje." Proverbia.net. N.p., 2009. Web. 14 Apr 2010.

.

"Famous Quotes about Travel and Tourism." Book of Famous Quotes. Haythum R.

Khalid, 2010. Web. 14 Apr 2010. .

Blankton, Casey. Travel Writing: Self and the World. New York, NY: Routledge

Publications, 1995. Print.

Glaser, Elton. "Hydra and Hybrid: Travel Writing as a Genre." North Dakota Quarterly.

59.3 (1991): 48-53. Print.

Pratt, Mary Louise. Imperial Eyes: Travel Writing and Transculture. New York, NY:

Routledge Publications, 1992. 1-11. Print.

Pratt, Mary Louise. Imperial Eyes: Travel Writing and Transculture. New York, NY:

Routledge Publications, 1992. 144-171. Print.

Sepúlveda, Luís. Patagonia Express. 4. Barcelona, España: GRAFOS, S.A., 2004. 9-178.

Print.

Siscar, Cristina. La Siberia. Buenos Aires, Argentina: Mondadori, 2007. 11-95. Print.

Szurmuk, Monica. “Prólogo.” Mujeres en Viaje. Alfaguara, Buenos Aires, Argentina:

2000. Print.




No hay comentarios:

Publicar un comentario